Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > El profe soñador

El Modelo de Educación y Formación para la Reintegración transforma vidas

El profe soñador

El profe soñador

​Víctor Solano, reintegrado, hace parte del equipo de docentes del Modelo de Educación y Formación para la Reintegración. / Foto: Cortesía Páramo Films.

Santa Marta , 30/11/2017

"Las personas que me conocen se sienten muy admiradas al ver que yo tomé esta iniciativa. Ahora soy un ejemplo para la sociedad, me fascina cada clase, cada empeño. Hoy estoy seguro de que sí se puede cambiar y transformar el país a través de la educación, y cómo fue lo mejor que pudo haberme pasado mí, por eso educo", reflexiona el docente Víctor Solano, cuando se le pregunta sobre su rol actual.

Entre sus alumnos su rasgo más característico es su sonrisa, que difícilmente desaparece, así deba explicarles una y otra vez los mismos conceptos. Como el bien lo dice educar es su vocación y su manera de transformar el mundo que lo rodea. Sin importar las distancias que tenga que recorrer para llegar hasta donde sus alumnos, o los imprevistos de dictar clases en un salón comunal o maloka al aire libre, o las dificultades que tiene realizar esta tarea con adultos que nunca antes tuvieron la oportunidad de asistir a un aula de clase.

Sus alumnos son personas de sectores vulnerables de la ciudad de Santa Marta, algunas víctimas de la violencia, jóvenes en condición de riesgo y personas en proceso de reintegración, que como él, hoy le apuestan a una nueva vida lejos de la violencia.

Contarles a ellos que una vez perteneció a un grupo armado fue de las cosas más difíciles a las que ha tenido que enfrentarse como docente. Es un pasado del que prefiere no hablar, y que quedó atrás hace ya muchos años gracias a la educación y a ese sueño de mostrarles este nuevo camino a otros.

Su aula de clase se ha convertido también en un escenario de reconciliación entre diferentes actores de un conflicto armado que ha quedado atrás para darle paso a nuevos anhelos y proyectos de vida.

"Cuando hacía parte de un grupo armado ilegal, no tenía un horizonte, yo solo cumplía reglas. Luego vino la desmovilización y comencé con mi proceso de reintegración, y ahí fue cuando tuve la oportunidad de convertirme en profesional y ocurrió algo en mi vida que la transformó por completo", dice Victor.

Maestro de vida

Hoy dice sentirse una persona soñadora. Fue en la Universidad del Magdalena, gracias a un convenio interinstitucional entre la ARN y la institución educativa, donde cursó sus estudios como docente en Ciencias Naturales. Luego, el Modelo de Educación y Formación para la Reintegración (MEFR) le dio la oportunidad de convertirse en maestro y compartir con otros su pasión por el saber.

"Se trata de un modelo que es flexible, porque está diseñado para adultos. De ahí que su énfasis esté en el desarrollo de competencias básicas y laborales. El modelo está dividido en ciclos, que equivalen a los grados de bachillerato, solo que se desarrollan en más corto tiempo y está enfocado en darles las herramientas a estos adultos para enfrentarse al mundo actual", dice.

El MEFR fue diseñado en conjunto con la Agencia para Reincorporación y la Normalización (ARN), el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) la Fundación Alberto Merani y el Gobierno de Holanda. En el departamento del Magdalena un total de 664 personas han sido beneficiadas, y la Secretaría de Educación del Distrito de Santa Marta es uno de los aliados estratégicos. Y precisamente debido a su exitosa implementación en esta zona del país, la experiencia fue reconocida por el Ministerio de Educación Nacional como una de las estrategias exitosas en la alfabetización y educación para adultos en Colombia.

En el departamento del Magdalena, la Secretaría de Educación del Distrito de Santa Marta es uno de los aliados estratégicos. Y precisamente debido a su exitosa implementación en esta zona del país, la experiencia fue reconocida por el Ministerio de Educación Nacional como una de las estrategias exitosas en la alfabetización y educación para adultos en Colombia.

Del total de los estudiantes, 336 han sido beneficiarios en Santa Marta a través de  la implementación del modelo por parte de la Secretaría de Educación. Y los otros 328 están vinculados por medio de la Fundación Merani en la zona del Sur del Magdalena, el municipio de Fundación y la ciudad de Santa Marta.

"Hoy, siento que tengo un compromiso con las personas que como yo quieren superarse y cumplir sus sueños. Ser docente del MEFR me ha enseñado a tener responsabilidad, a seguir creyendo en el poder transformador de la educación y es para mí un logro y una alegría que a veces hasta yo ni me creo", concluye Víctor.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas