Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > "Semilleros Nueva Esperanza me ayuda a formarme en valores": Virginia, joven beneficiada

Proyecto de acompañamiento a entornos protectores

"Semilleros Nueva Esperanza me ayuda a formarme en valores": Virginia, joven beneficiada

"Semilleros Nueva Esperanza me ayuda a formarme en valores": Virginia, joven beneficiada

​'Semilleros Nueva Esperanza' beneficia a 130 menores de barrios de la comuna sur del municipio de Soledad, Atlántico. / Foto: Comunicaciones ARN.

Barranquilla , 03/08/2017

La estrategia, liderada por la ARN en el Atlántico, con apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), cuenta con el acompañamiento de la Policía Nacional, Centro Nacional de Memoria Histórica, la Alcaldía de Soledad, a través de la Secretaría de Deportes y las juntas de acción comunal de los barrios Esperanza y Villa Karla. 

En la comuna sur del municipio de Soledad fue presentado a la comunidad el proyecto de acompañamiento a entornos protectores denominado 'Semilleros Nueva Esperanza' que beneficia al barrio del mismo nombre, así como a sectores aledaños en este populoso sector. 

'Semilleros Nueva Esperanza' es una estrategia de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) -antes Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR)-  que trabaja en ese sector mediante la formulación de propuestas e iniciativas socioculturales y deportivas como la música, danza y el fútbol que promuevan la construcción de la paz y la reconciliación. 

Al menos 130 niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Soledad son los beneficiados de Semilleros de Nueva Esperanza, una escuela de fútbol en donde además del deporte, les son inculcados valores para una paz en formación. 

'Semilleros Nueva Esperanza' contribuye por una parte con la generación de entornos protectores de los derechos de la niñez y juventud que reside en los barrios Nueva Esperanza, Villa del Carmen y Villa Carla, a la vez que permite la construcción de un horizonte de reconciliación, mediante el fortalecimiento y la sostenibilidad de la capacidad instalada.  

Así mismo, al aplicar el principio de "construir sobre lo construido", adquiere un componente territorial en la medida que fortalece los escenarios para la convivencia en sociedad, contribuye con la prevención del reclutamiento y utilización de la población beneficiaria desde la perspectiva de garantías de no repetición, fortalece los vínculos de confianza, solidaridad y reconstrucción del tejido social entre las comunidades receptoras, las personas en proceso de reintegración y las víctimas, y la relación de estos actores con la institucionalidad local presente en el municipio de Soledad.  

"Es necesario prevenir a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de las garras de la violencia, las drogas y el delito. Por ello, la prevención temprana actúa sobre factores de riesgo, vulneración y amenaza", explicó Andrés Echeverría, coordinador de la ARN en el Atlántico. 

De otra parte, barrios como Nueva Esperanza son sectores vulnerables en los cuales la población infantil y adolescente está en constante riesgo de caer en grupos o pandillas que los llevan a delinquir. 

"Por ello, además de lo deportivo, 'Semilleros Nueva Esperanza' está orientado bajo el enfoque de prevención temprana, la cual busca actuar sobre los factores de riesgo, vulneración y amenaza que están llevando a los niños y jóvenes a vincularse y participar en actividades ilegales", agregó. 

Para Virginia María Barrios, una espigada joven futbolista, estar en 'Semilleros Nueva Esperanza' "es una oportunidad que nos brindan a muchos niños y niñas. Ha sido una escuela que nos inculca sobre el fútbol y la manera de lograr nuestros sueños de salir adelante como el de ser futbolista profesional". 

"También le agradezco a Semilleros porque me ayudan también a formarme como persona. Soy volante número 6. Practico el fútbol desde los 14 años. Quiero ser arquitecta y si se me presenta la oportunidad de jugar profesionalmente, me esfuerzo por lograr ambos sueños", añadió. 

La Soledad, un municipio que requiere trabajo comunitario 

El municipio de Soledad es el segundo municipio en importancia y tamaño en el departamento del Atlántico,  ha sido el mayor receptor de población víctima en el departamento del Atlántico, después de su capital, Barranquilla. En la actualidad, cuenta con 38.000 víctimas registradas y con la presencia de 98 personas en proceso de reintegración y 113 personas que culminaron su proceso. 

Este incremento de población vulnerable durante la última década, se ha sumado en la profundización de los conflictos sociales en las comunidades receptoras, afectadas a su vez por las dinámicas actuales de la violencia e ilegalidad. 

Bajo este panorama, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes tienen un alto riesgo de vulneración de sus derechos por cuenta de la presencia de factores de riesgo tales como: prostitución infantil, drogadicción, violencia intrafamiliar y utilización por parte de pandillas y bandas delincuenciales, razón por la que fue escogido para este proyecto.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas