Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias > Reconciliación a través de la cocina tradicional en Cali

Inicia segundo ciclo de escuela gastronómica Manq’a

Reconciliación a través de la cocina tradicional en Cali

reconciliacion-cocina-tradicional-Cali

Personas en proceso de reintegración y sus familias reciben formación técnica en gastronomía en Cali/ Foto: Comunicaciones ACR.

Cali , 28/03/2017

Inicia el nuevo ciclo de formación técnica en gastronomía para 14 personas en proceso de reintegración y sus familias en la ciudad de Cali, con el objetivo de formarlos en cocina, y contribuir a la búsqueda de empleo o el inicio de su propio negocio.

La comida es la base de todo, y es por esto que La Agencia Colombiana para la Reintegración con el apoyo de ICCO- Cooperación y Cecan, han querido integrar factores como la salud, la cultura, el entorno y la sociedad para fortalecer las estrategias que permitan a las personas en proceso de reintegración cumplir la ruta exitosamente y aportar a un futuro sostenible para ellos y sus familias.

Esta iniciativa hace parte de un proyecto conjunto entre la ACR e ICCO, que comenzó en 2016 en Bogotá. Este proyecto se basa en los principios  del modelo gastronómico Manq'a, que se origina en Bolivia con el apoyo de diversas organizaciones holandesas, que buscan fomentar una amplia cadena productiva junto con el patrocinio a población vulnerable de diferentes provincias. En Colombia, este proyecto tiene como objetivo generar oportunidades económicas para jóvenes desfavorecidos, los pequeños agricultores, así como para los emprendedores sociales colombianos en el creciente mercado agroalimentario, promocionando la producción sostenible, la preparación y el consumo de alimentos nutritivos a los consumidores. 

La ACR trabaja con Icco-Cooperación y sus aliados CECAN y La Fundación el Pequeño Trabajador en el proyecto Manq'a en dos ciudades inicialmente, Bogotá y Cali, con el fin de brindar oportunidades a jóvenes que les gusta la cocina, encontrar trabajo con un salario justo, popularizar la comida tradicional y aumentar la demanda de pequeños productores locales para abastecer de material para las clases.

"Este proyecto nace con el objetivo de recuperar la cocina tradicional y por esto nuestro enfoque está en apoyar jóvenes talentos que provienen de zonas vulnerables de la ciudad de Cali, al igual que, personas y familias que renuncian a participar del conflicto armado. Hemos tenido una respuesta bastante positiva y el resultado no está en solo transformar su futuro económico sino su semblante y perspectiva de vida", afirma Sigifredo Aguirre, director de la Escuela Gastronómica Manq'a.

Los estudiantes cuentan con la oportunidad de interactuar con personas de todas las características socioeconómicas, instructores reconocidos a nivel nacional y mundial, además de tener todos los recursos materiales y de instalaciones para recibir las clases.

 "Ha sido una experiencia maravillosa de crecimiento, ver los resultados de transformación en  los muchachos que han ingresado al programa es asombrosa, un cambio total", asegura Gloria Inés Caicedo, instructora de la escuela taller Manq'a.

Cada participante del programa debe enfrentar la cotidianidad de la cocina de un restaurante cualquiera y queda completamente capacitado para enfrentar cualquier reto laboral que se proponga.

Katerine, una persona en proceso de reintegración, afirma que esta oportunidad le abrirá muchas puertas a futuro y le permitirá ofrecerle una mejor calidad de vida a su hijo. "Para mí el acompañamiento de la ACR, el apoyo que me dieron para tener mi diploma de bachiller y ahora estar acá en una cocina, que es lo que yo más quería en la vida, me hace sentir muy feliz y esperanzada en el futuro junto a mi hijo", asegura.

El proyecto está dirigido a los tres grupos más importante de la cadena gastronómica que pueden beneficiarse del proyecto: cocineros (jóvenes de poblaciones vulnerables), productores y consumidores, lo cual ha permitido lograr espacios de reconciliación y reintegración exitosos.  

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas