Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > La panificadora de la reconciliación que distribuye al Cauca y al Huila

Produce unos 220 kilos de pan y galletas diarios

La panificadora de la reconciliación que distribuye al Cauca y al Huila

​Jaiber Farfán y su esposa llevan más de dos años haciendo pan en una vereda de Popayán.

Popayán , 02/01/2017

Jaiber, quien perteneció a las Farc, al iniciar un nuevo proyecto de vida en la legalidad, encontró en la panadería una nueva forma de ganarse la vida junto a su esposa. Contó con el respaldo de la ACR en el proceso de convertirse en empresario del pan.

Cerca de 220 kilos de pan, galletas y roscones, hechos en tres grandes hornos, son preparados en la casa de Jaiber Farfán Osorio todos los días. En el espacio de una sala grande de su casa reposan diariamente gran cantidad de bandejas con su producto, que se distribuye por varios municipios cercanos y lejanos a Popayán.

Su negocio ha crecido exponencialmente, al punto de convertirse en uno de los principales distribuidores de pan de la zona, con tan sólo dos años y medio en el negocio.

Jaiber Giovanny se retiró hace ya casi siete años de las Farc y hoy, es uno de los casos más exitosos de excombatientes que hicieron su proceso con la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), en el grupo territorial del Cauca, uno de los departamentos más azotados por la violencia en el país.

"Me desmovilicé en el 2012 porque estaba aburrido de llevar esa vida en el monte. En la ACR encontré varios apoyos como el económico, el estudio, porque no sabía leer ni escribir. Con apoyo de la Agencia acabé mi bachillerato e hice un técnico en el Sena", aseguró.

Actualmente las galletas, los liberales y panes hojaldrados de Jaiber llegan también a municipios del Huila y en el 2017 espera distribuirlos a Cali y otros pueblos del Valle del Cauca. En su humilde local da empleo a otras ocho personas, y junto a él trabaja también jornadas enteras su esposa, con la que tiene dos niños pequeños.

"Mi mensaje para las personas que están aún en grupos ilegales, es que aprovechen el apoyo del Gobierno para hacer una nueva vida en la legalidad, sin tener problemas con la justicia", fue el mensaje de Farfán para aquellos que aún están en la guerra.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas