Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias > Reintegrados y víctimas trabajan para promover los derechos de los niños en Santa Marta

Música, vehículo para transformar realidades

Reintegrados y víctimas trabajan para promover los derechos de los niños en Santa Marta

​Comenzaron las clases de la Fundación Cantores de la Memoria

Santa Marta , 08/04/2016

Comenzaron las clases de teatro, danza y canto de la escuela de talentos de la Fundación Cantores de la Memoria en el barrio 11 de Noviembre de Santa Marta. Cantores de la Memoria es una organización sin ánimo de lucro creada por reintegrados y víctimas del conflicto armado, su objetivo es por medio del arte y la cultura, evitar el reclutamiento y promover el aprovechamiento del tiempo libre en los niños y jóvenes de Santa Marta. (Lea aquí: “Un programa como la ACR le cambia la vida a uno”: Daniel, reintegrado y emprendedor).

De manera gratuita, un total de 200 niños del barrio 11 de Noviembre en Santa Marta, uno de los más vulnerables de la ciudad, se están entrenando en canto, danza urbana y teatro, la cita es los sábados en la Institución Educativa 11 de Noviembre. Esta escuela de talentos es una iniciativa de la Fundación Cantores de la Memoria, una organización constituida por reintegrados y víctimas que desde mayo de 2015 busca promover los derechos de los niños, niñas y jóvenes de esa ciudad. 

"Como Fundación Cantores de la Memoria, queremos que niños y jóvenes construyan paz a través del arte y la cultura. Nuestro fin último es que no caigan en el conflicto armado como algún día nos sucedió a nosotros", dice Willington de la Hoz, desmovilizado de las AUC, quien ya culminó su proceso de reintegración con la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR). (Lea también: “Con sentencias solo estamos devolviendo personas formadas a la guerra”: Joshua Mitrotti​). ​

La Fundación Cantores de la Memoria es ejemplo de reconciliación en las comunidades y una muestra de que el proceso de reintegración es una herramienta para generar paz en los territorios. 

"Mi inspiración para crear ésta fundación y unirme con otros líderes que una vez pertenecieron a la guerra, son los jóvenes. Como habitante del barrio 11 de Noviembre veo que muchos jóvenes tienen talento, pero han terminado involucrados en la violencia o tomando caminos errados, con la escuela de talentos queremos mostrarles que hay otras opciones y que ellos son personas valiosas", dice Julio Alberto Martínez, miembro de la fundación. 

Mediante el arte los niños y jóvenes sueltan sus miedos, se reconocen como seres humanos, aprenden a relacionarse con otros, se alejan por unas horas de la difícil realidad en la que viven y ponen a volar su imaginación y sus talentos.

"Cuando canto me siento libre, siento como si volara. Mi sueño es ser una famosa artista", manifestó Sofía de 11 años, una de las niñas que participa de las clases de canto. 

Los miembros de la Fundación esperan poder replicar el trabajo que se viene haciendo en el barrio 11 de Noviembre en otros sectores de la ciudad de Santa Marta.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas