Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > “Con sentencias solo estamos devolviendo personas formadas a la guerra”: Joshua Mitrotti

Política de reintegración debe estar en agenda de empresarios

“Con sentencias solo estamos devolviendo personas formadas a la guerra”: Joshua Mitrotti

​Joshua Mitrotti  (Izq.), durante la reunión con empresarios interesados en conocer el proceso de reintegración.

Bogotá , 08/04/2016

Así se refirió Joshua Mitrotti, director general de la ACR, acerca de las personas en proceso de reintegración que se desmovilizaron de las Autodefensas y que actualmente están siendo sentenciadas producto de los actos cometidos al haber pertenecido al grupo armado ilegal. Mitrotti señaló que estas personas han cumplido con el proceso de reintegración pero pierden sus empleos por la anotación en los antecedentes legales, como lo indica la Ley 1424. 

“Al aparecer, debido a la sentencia en los antecedentes, las empresas les están cerrando puertas y tampoco pueden contratar con el Estado, si estas personas no consiguen oportunidades en la legalidad seguramente se verán obligados a delinquir nuevamente”, comentó Mitrotti a un grupo de empresarios a quienes se les presentó la Política de Reintegración. 

Según el Director, al mes están siendo condenadas 200 personas y en total podrían llegar a ser 36 mil. “No es justo que nosotros convenzamos a una persona de permanecer en la legalidad, que estudie y consiga un trabajo para luego cerrarle las puertas ¿Qué va a pasar? Que seguramente volverán a la guerra, pero con una mejor formación”. A nivel nacional 2.724 excombatientes en reintegración han accedido a la educación superior, de esa cifra 482 ya cuentan con un título profesional. 

Formar y dar empleo a un excombatiente parece ser un tema de odios y amores, algunos aseguraron hace unos días en medios de comunicación y redes sociales que un excombatiente tenía un salario de 1.800.000 pesos, datos que Mitrotti desmintió “en el 2015, un desmovilizado recibió en promedio 240.000 pesos mensuales”, asegurando así que el proceso de reintegración no  es asistencialista y que “no se puede pensar en que los desmovilizados tengan una pensión, lo que nosotros estimulamos es la productividad”.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas