Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias > “Un programa como la ACR le cambia la vida a uno”: Daniel, reintegrado y emprendedor

Historias exitosas de reintegración

“Un programa como la ACR le cambia la vida a uno”: Daniel, reintegrado y emprendedor

​En su tienda, Daniel trabaja de la mano de su esposa. Su unidad de negocio, le ha permitido ahorrar y hoy también cuenta con su casa propia.  

Buenaventura , 08/04/2016

En el Distrito de Buenaventura, ese gran pedazo del pacífico colombiano, que tantas noticias de violencia registra, también germinan historias positivas, de ciudadanos comprometidos con la construcción de la paz y con propiciar espacios para el diálogo y la reconciliación. Una de esas historias es la de Daniel*, un joven desmovilizado de la guerrilla, que transcurrió la mayor parte de su niñez y de su adolescencia vinculado a un grupo armado ilegal, en zona rural de Caquetá.

​Daniel fue reclutado por las FARC desde los 10 años de edad, época en la que tan sólo llegó a cursar preescolar y primero de primaria. “Yo ingresé muy pequeño. En el pueblito la guerrilla vivía, era común verlos. Me llamaba la atención las armas. Yo pensaba que allá (grupo armado ilegal) iba a echar bueno y allá cambiaba mi vida”, relata. 

Y su vida sí que cambió. Daniel pasó casi nueve años siendo informante de la guerrilla, lejos de su familia, aunque –cuenta– logró conservar algún contacto con sus seres queridos. Hoy, a sus 27 años, volvió a retomar los sueños que reprimió en medio del conflicto: “Eso allá es duro, complicado; lo ilegal no lo lleva a nada bueno a uno”. 

Daniel logró huir de la guerra. Ya en la libertad, y una vez se desmoviliza, se acoge al proceso de reintegración del Gobierno Nacional, liderado por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR). Gracias a la reintegración, Daniel ya culminó su primaria y está cursando el bachillerato. Se reencontró con quien en el pasado fue su amiga, pero hoy ya es su esposa. Montó su tienda y está ahorrando para terminar de pagar su casa propia en Buenaventura.

HistoriadeVida-Buenaventura-02.jpg

“Es un cambio que uno hace, le enseñan a uno muchas cosas. Un programa como la ACR le cambia la vida a uno, la forma de pensar. Mis hijos saben de este tema, no hace mucho ellos vivían por allá en esa zona, que es una finca donde viven, comen y llegan los guerrilleros. Ellos saben qué es guerrilla. Yo hablo mucho con los niños y les digo que tienen que estudiar, para que salgan adelante”, comparte. 

En su tienda empezó con poco surtido. Ahora, cuenta con variedad de productos e insumos, gracias al capital semilla que recibió por parte de la ACR. “Tomé la decisión de empezar a tener una tiendita. Empecé con poco, pero gracias a Dios, el programa me ayudó para agrandar la tienda y meterle más cosas. Antes me preguntaban algo y no tenía, ya ahora está más grande, hay de todo un poquito”, cuenta en medio de sonrisas. 

George Guzmán, uno de los profesionales reintegradores de la ACR, asignado para Buenaventura, explica el impacto de seguir impulsado el emprendimiento y la sostenibilidad económica para las personas que deciden retornar a la legalidad y salir adelante, especialmente en las zonas más vulnerables del país. 

“Para mí es gratificante estar y contribuir al bienestar de estas personas, ver cómo desarrollan de manera positiva su plan de vida, contribuyendo no solo a sus familias, sino a la sociedad, y esa es una muestra de que la reintegración es posible, viable y real hacerla en cualquier parte del territorio nacional y más es una zona tan compleja como Buenaventura”, señala. 

(*) Nombre cambiado a petición de la fuente.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas