Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia Colombiana para la Reintegración

Usted está en: ACR > Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) > Sala de Prensa > Noticias > Niños y niñas convierten sus aulas de clase en lienzos para la paz y la reconciliación

Promoción de los derechos de la niñez en Pasto

Niños y niñas convierten sus aulas de clase en lienzos para la paz y la reconciliación

​Olimpiadas. Las historias escritas  por niños y niñas de  grados cuarto, quinto y sexto fueron exhibidas en la Institución Educativa Ciudadela de la Paz.

Pasto , 04/04/2016

“Había una vez un niño que amaba la paz. Un día un poco de niños estaban peleando y el niño les dijo: ‘No peleen porque eso está mal’. Entonces, los niños ya conocieron la paz…”. 

Con relatos como estos, plasmados por medio de cuentos, pinturas o coplas, 310 niños y niñas, pertenecientes a la Institución Educativa Ciudadela de la Paz de Pasto, se unieron a las primeras ‘Olimpiadas para la  Paz y la Reconciliación’, una iniciativa liderada por la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) a través de su Punto de Atención en Nariño. 

Según explicó Carlos Ariel Soto, coordinador de la ACR en Nariño, “estas Olimpiadas tienen  como  objetivo promover los derechos de la niñez, a través de herramientas como la escritura, el dibujo y la copla. De esta manera, estamos empoderando a padres de familia y docentes del rol tan importante que cumplen en generar pedagogía sobre construcción de paz y reconciliación al interior de cada aula de clase”. 

El vocero regional de la ACR resaltó la importancia de intervenir en zonas vulnerables, como la Comuna 10 de Pasto, donde se ubica el colegio Ciudadela de la Paz. “En esta institución, por ejemplo, estudian personas excombatientes en proceso de reintegración, así como sus hijos. De allí la importancia de seguir preparando a niños, niñas, jóvenes y adultos del sector en temas de reconciliación, de sana convivencia y de brindar una segunda oportunidad a quienes en el pasado tomaron un mal camino”, agregó Soto. 

Así también lo considera Luz Betty Camacho, docente de literatura del colegio: “Estamos muy contentos con esta iniciativa, pues estamos regando semillitas que van a florecer para la paz. Los niños están muy motivados y lo más importante es que los pusimos a pensar en la paz. Fue, además, un ejercicio de sanación y de expresión, pues muchos niños viven con resentimiento a raíz de su cotidianidad. Lo importante es seguir cultivando en ellos perdón y reconciliación”. 

En estas Primeras Olimpiadas participaron 310 estudiantes de los grados cuarto, quinto y sexto. Del total de sus propuestas, fueron seleccionadas 75, las cuales se exhibieron en la comunidad académica. En dos meses se hará el segundo concurso, con estudiantes de grados séptimo, octavo y noveno. Hacia el mes de agosto se hará lo propio en la categoría décimo y once.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas